miércoles, 8 de octubre de 2008

El país de la gente “varada”

Es muy curioso ese colombianismo. En el otras partes el verbo sólo se usa para “encallar”, que es lo que les ocurre a las embarcaciones que no se pueden mover porque algo se lo impide en el suelo. Pero es una expresión afortunada: la mayoría de la gente en Colombia está encallada por la escasez de recursos. Lo que pasa es que “la mayoría” no son todos, y vale la pena considerar quiénes viven cómodamente en una sociedad como la colombiana y quienes tienen que hacer grandes esfuerzos para pagar sus gastos, por modestos que éstos sean.

Vale la pena, por ejemplo, porque la huelga de empleados judiciales ya lleva un mes y no parece que vaya a cesar (ayer mismo el presidente les dijo que se quedaran en huelga hasta el final de su mandato). ¿Alguien se ha detenido a pensar cuánto gana un juez o un secretario judicial y cuánto gana la gente que hace trabajos pesados? ¿A alguien se le ocurrirá comparar esa diferencia de ingresos con la que habría en otros países?

Mejor: ¿alguien ha sentido que el país se paralice realmente por la huelga en los juzgados? Sí que han quedado libres algunos delincuentes, pero la verdad es que el impacto del “trabajo” de los funcionarios es bastante insignificante. La verdadera profesión de esos empleados de la “justicia” (¡qué palabra!) es la “lucha” para hacerse subir el sueldo, y por eso su huelga apenas se nota en que se detectan menos abusos en tutelas y arbitrariedades.

Pero en cambio quienes llegan de otros países quedan desconcertados por lo barato que es todo lo que hace alguien, lo que representa el trabajo manual de una persona. Dicen que eso es por la educación, pero ¿qué es educación? ¿Realmente un profesional de la vociferación como los miembros de Asonal Judicial tiene mayores conocimientos que un esforzado zapatero? Si la educación colombiana proveyera ingresos varias veces superiores a quienes disfrutan de ella porque su productividad fuera mayor, ¿qué sentido tendrían las organizaciones de intimidadores y gritones? Los “educados” serían los más “neoliberales”, ansiosos de pagar menos impuestos y disfrutar del fruto de su trabajo más productivo.

En todo eso hay una constante: la principal fuente de desigualdad en Colombia es el sindicalismo estatal, que es una forma eufemística de decir “el Estado”. La mayoría de las personas que obtienen empleos estatales y por tanto pueden ejercer el sindicalismo pertenecen a medios sociales privilegiados y son en últimas los verdaderos usufructuarios de esa enorme organización.

A tal punto es el Estado (como organización de la etnia dominante y como poderosa máquina de exacción para el resto de la sociedad) la principal causa de desigualdad que la mitad de los empleados estatales están en el 10 % más rico de la sociedad. Si se contaran los pensionados, muchos de los cuales viven cuarenta años cobrando pensión y amasan considerables fortunas mientras ocupan puestos, por ejemplo como jueces, la proporción de ricos cuyos recursos provienen del Estado sería muchísimo mayor. Por no hablar de que la mitad de los empleados estatales que no cabe en ese 10 % la forman los agentes de policía y las señoras que limpian y sirven tintos en las oficinas estatales.

Todo el sentido del Estado se enmascara en tareas supuestamente necesarias y honrosas, por mucho que todo el que quiera enterarse un poco podrá comprobar que sólo son un pretexto para pagar rentas a las personas que viven de eso. Dos edificios enormes y costosos del centro de Bogotá albergan oficinas de la Contraloría y la Procuraduría. La misión de control de estas entidades es tan necesaria que los que nombran a los funcionarios que van a ejercer el control son los mismos que nombran a los que van a estar sometidos a él.

Pero los colombianos ya están acostumbrados a eso: si uno tiene que dedicar su vida a esfuerzos espantosos para obtener con suerte unos doscientos dólares al mes es porque no ha tenido la suerte de ocupar un empleo en esas instituciones, tal vez por no tener educación (pero cuando la tiene tampoco es seguro el puesto y hay que colaborar en la rebelión de algún aventurero que sí tiene empleo y aspira al ascenso a ver si llega la oportunidad).

Claro que uno piensa en el Estado como esa vasta corporación de parásitos, pero prácticamente todos ellos viven dedicados a promover la destrucción del Estado, al que acusan de toda clase de crímenes: el puesto en la Procuraduría o en la Contraloría depende de lealtades adquiridas en la universidad, de lealtades a los emisarios de la utopía, que son a la vez los dueños del Estado y sus sepultureros.

Y la verdad es que cuando se habla de “parásitos” tal vez se cometa una injusticia: ¿nadie sabe a qué viven dedicadas todas esas personas que obtienen salarios de dos mil dólares y más en la Universidad, la “justicia”, la Procuraduría y la Contraloría? Yo sí lo sé: ¡viven dedicados a combatir la desigualdad del país!

Y creo que los colombianos deberíamos tomar conciencia de ese problema, sin duda el primero del país. Durante los seis años de Uribe la pobreza y la indigencia se han reducido notablemente, lo contrario de lo que ocurrió durante el gobierno de Samper. Pero “la desigualdad” es un criterio de muy dudosa sensatez. Por ejemplo, durante el gobierno de Chávez en Venezuela han emigrado cientos de miles de personas acomodadas. Eso reduce la desigualdad sin que la gente pobre tenga mucho de que alegrarse. Y si, por el contrario, a un país se fueran los ricos más ricos, la desigualdad aumentaría y sin embargo lo más probable es que también el ingreso de los pobres mejorara.

De modo que el problema de la pobreza es sobre todo reducir el despojo a que someten a la gente las camarillas parasitarias que desde la fundación del país ejercen de dueñas del Estado. Y para eso hacen falta muchos cambios, sobre todo hace falta crear un partido de los trabajadores (lo cual no se debe entender como “de los asalariados”) que se oponga al despojo tradicional.

Pero sobre todo hace falta impedir que esas camarillas vuelvan a reinar, que fue lo que ocurrió durante el gobierno de Ernesto Samper, cuando el gasto del Estado se dobló y al mismo tiempo se dobló la cantidad de pobres. ¿Habrá energía para eso? Es un reto constante, que la sociedad tarda en asumir. En 2003 se convocó un referendo que planteaba, ante la mala situación económica, congelar los sueldos de los empleados estatales mejor pagados. La participación fue escasa y al cabo de dos años el mismo Uribe estaba subiendo “generosamente” esos sueldos: si la sociedad no respalda al gobierno que intenta contener ese despojo, el gobierno tendrá que ceder.

Y sin cambiar eso la mayoría de la gente seguirá “varada” y los únicos que vivirán cómodamente serán los que tienen que ver con las camarillas de lagartos de toda la vida. Los pobres seguirán matándose por las migajas mientras los ricos proclaman su superioridad sobre este mundo en que hay tanta “inequidad”.

Por Jaime Ruiz. Columnista de Atrabilioso.

2 comentarios:

María del Pilar dijo...

Es evidente que usted desconoce la realidad de los empleados judiciales, cúanto ganamos realmente, cúanto o hasta qué horas trabajamos, el hecho que no importe si tenemos maestrías, doctorados, especializaciones o cursos en el SENA pues no variará nuestro ingreso salarial, sin importar que nuestros estudios beneficien la labor que realizamos. Lo invito a que se adentre en las problemáticas que critica, antes de DESINFORMAR desde su posición blogger, lo invito a que averigue realmente cuánto gana un oficial mayor, un secretario de juzgado, un notificador, un escribiente; cuáles son los requsitos para acceder al cargo y cuál el ingreso salarial para que ahí si, despotrique; lo invito a que revise el número de acciones de tutela que proyectamos al mes y a cuántos Colombianos beneficiamos por la falta de cubrimiento en salud que el Estado le patrocina a las EPS, lo invito a que verifique la realidad de los empleados de la justicia y tal vez encuentre que no todo es como usted lo pinta.

Atrabilioso dijo...

17 Comments:



At <$Comentarios$>, Gaviota

Estamos parcialmente de acuerdo. Por mi parte, yo sí he sentido el impacto del paro judicial, pero eso es otra historia. Lo que me interesa resaltar aquí es que el problema principal es que en el país se viven unas paradojas interesantes. Se invierten muchos millones en estudiar el fenómeno del desplazamiento, pero no se invierte dinero en brindarle oportunidad a los desplazados.

Se habla de proyectos de inversión importantes, que siempre son los que terminan en conciliaciones y arbitrajes, donde el Estado pierde y hay que pagar mucho dinero a los particulares de buen corazón. Eso lo pagamos todos.

Lo Congresistas hablan del irrespeto del gobierno al pueblo colombiano, y salen inmediatamente acaban su intervención en el Congreso, a parquear indebidamente en el Parque de la 93 mientras reciben un verdadero festín.

Las universidades tienen importantes proyectos de función social, pero siempre los que lo lideran son los hijos, primos, hermanos o "favoritos" de alguien con poder, los mismos que le niegan la entrada a una persona a esa universidad por tener tonalidad semi-oscura.

Estamos varados porque "el discurso" es un mecanismo para incumplirlo frontalmente y darle qué hacer a los varados amigos de los poderosos.

Me gustó mucho el ingreso. Felicitaciones.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Y que es peor Jaime esos o los banqueros chupasangre de este país del sagrado? Cuanto fueron sus ganancias basadas en la expropiación de casas de pobres? Desviadito sino.


At <$Comentarios$>, Anónimo

Cuando la guerrilla estaba fuerte nadie se atrevía contradecir a los empleados públicos cuando de pedir prebendas se trataba. Estamos frente a un escenario totalmente diferente con unas guerrillas fuertemente debilitadas y un pueblo que rodea a su Presidente para las que sea. Pero todo esto es parte de un plan bien orquestado y detrás esta el brazo político de las FARC: PDA. A la izquierda que le toca el trabajo político se ha estado moviendo para organizar paros en lugares que consideran estratégicos como son la industria del carbón de la caña del trasporte entre otras y para reforzar la estrategia las Centrales obreras pidieron un aumento del 12% para el año 2009. Todos saben que pedir un aumento de sueldo del 12% es un imposible de cumplir por ese motivo no se pidió dicho aumento exorbitante para que se cumpliera sino para tener una excusa que los lleve a un paro nacional y apoyar los otros paros que están en marcha. Es hora que alguien saque los trapitos al sol y llame al PDA a juicio.


At <$Comentarios$>, Anónimo

Muy buena la nota. en muchos sectores los que tienen trabajos bien remunerados son por clientelismo, lagartismo, pago de favores y no por capacidad y amor al pais. por eso estamos como estamos. Hay que limpiar esos males todos los Colombianos unidos si queremos un mejor pais y lograr una mejor integracion con el resto de latinoamerica.
Ni la violencia o la guerrilla hacen los cambios los hacemos todos los cuidadanos unidos, por el bien de un pais y no de un sector.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Aumento del 12% del salario mínimo un imposible? Pero sí, no es imposible que las ratas del congreso y los magiscagados de las altas cortes se ganen cerca de 18 millones de pesos mensuales y se jubilen a los 50 años. Es que todo lo del pobre es robado. Que injusticia de país. El gobierno debe destinar ese presupuesto que tenía para elevarle el salario ya tan alto de los empleados de la justicia, para elevar el salario mínimo de los trabajadores mas desfavorecidos y eliminar de una vez por todas esas cooperativas de trabajo expropiado, porque asi es que lo hacen le expropian el trabajo a esa gente y luego les pagan a huevo como a los cortadores de caña.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Gaviota: bueno, yo tengo cierta obsesión con el lenguaje, por ejemplo con las personas del verbo. De modo que cuando se dice "se invierte" siempre queda la duda: ¿quién invierte? Cuando lo hace el Estado es seguro que se trata siempre del interés de algún político. Pero eso no es porque los políticos sean demonios, puede que todo el mundo hiciera lo mismo si estuviera en esa situación, sino que se acepta la idea de que el Estado va a resolver algo. Y por ahí no se llega muy lejos. Más que invertir de una forma o de otra en brindar oportunidades a los desplazados habría que dejar de quitar recursos a la gente para que los gaste el Estado. Las oportunidades de los desplazados serían mucho mayores si la tasa de desempleo fuera menor, y la tasa de desempleo sería mucho menor si no hubiera impuestos altísimos al trabajo. Es un ejemplo típico de la forma en que la burocracia despoja a la sociedad, pero lo mismo se puede decir de los impuestos a las empresas, que deberían ser bajísimos (en lo referido a los beneficios, no a los dividendos: en Colombia lo que genera impuestos es trabajar, de modo que un congresista o un magistrado se ganan casi veinte millones de pesos y todavía tienen cinco millones exentos de impuestos, aunque por el resto también pagan poco, mientras que una empresa que obtiene muchos menos beneficios paga más y al final le traslada esos costes a los consumidores.

Y así: yo creo que el mayor proyecto de inversión social es el trabajo: la creación de empresas y la expansión de las que existen, el aumento de productividad que se traduce en precios más baratos para los bienes, la contratación laboral, que permite a la gente dominar una actividad y aspirar a un mejor ingreso. Es decir, todo lo que va a hacer el trabajador ambicioso y nunca el filántropo que no tiene nada que perder y no gana nada por hacer las cosas bien.

Gracias por sus comentarios.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Eragón, en este mundo hay países que hacen lo que usted dice y países que favorecen las ganancias de los bancos. ¿Todavía no sabe de cuáles huye la gente hacia los otros, aunque sea navegando en neumáticos de carros?


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Anónimo 8:49. La verdad es que en un país menos corrompido y atrasado lo de llevar al juicio al PDA sería posible. Por ejemplo en España se ha ilegalizado a Batasuna y sus líderes han ido a la cárcel por participar en manifestaciones y demás. Pero eso no se conseguirá por mucho tiempo en Colombia, de modo que el juego está en un nivel mucho más elemental: en el de hacer entender a la gente que si 12 de cada cien personas no tienen trabajo, con un 12 % de aumento del mínimo serían muchísimas más. Eso ya es dificilísimo, el país es eragónico, a muchísimos les parecerá que los banqueros tienen demasiado dinero y que todo se resuelve quitándoselo.

Pero la única política del gobierno no puede ser responder al "huelguismo" de los totalitarios chavistas: son muchas las medidas que se podrían haber tomado para favorecer la contratación, que se podrían tomar ahora, como eliminar la parafiscalidad, reducir los trámites, etc. Incluso compensar el aumento del mínimo para las ampliaciones de plantilla con recursos públicos.

La campaña de sabotajes de los criminales no es ilusa ni torpe: en últimas, la gente que no encuentra trabajo se sentirá con razón excluida y podrá hasta simpatizar con los que les prometen el paraíso y pretenden convencerlos de que basta con decretar derechos para disfrutar de ellos. Todo eso sería más difícil con tasas de desempleo más bajas.


At <$Comentarios$>, Atrabilioso

ERAGÓN:
Fíjese lo necesario que es un sistema bancario fuerte: en Venezuela, Chávez está buscando nacionalizar, mediante indemnización o compra, los bancos de ese país.

En su comentario, usted está mezclando dos cosas: los salarios oficiales, es decir pagados por el Estado, y los salarios que deben pagar los empresarios. ¿Si en su finca tiene tres empleados y por ley les suben el sueldo un 12%, usted reduce sus ganancias un 12% o incrementa esa cifra al precio de su producto?

La gente no tiene empresas para ser beneficencias: tienen ánimo de lucro y si el Estado los regula hasta acabar con la rentabilidad del negocio, cierran las empresas y se genera desempleo, baja de impuestos, reducción de inversión en todos los órdenes y un Estado enorme, paquidérmico y corrupto.

Un abrazo.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Anónimo 9:33. En su idea se mezclan varias cosas, y es importante deslindarlas. Lo correcto es que la gente muy productiva gane mucho, y para eso hay que concentrarse en trabajar más y mejor. Eso es posible, como todo el mundo sabe, pero no es en rigor un programa político. Puede ser una tarea individual.

En política debería haber un partido que claramente propusiera eso: reducir el gasto público, sobre todo el que se va en informes y favores, de modo que las oportunidades estuvieran abiertas para los que quieren trabajar. Eso llevaría a un "círculo virtuoso", en el que el crecimiento económico de tres o más puntos por encima del de población permitiera integrar cada vez más gente en la clase media y a la vez formar cada vez más gente productiva. Pero de momento está lejísimos la creación de ese partido y no tanto por culpa de los políticos cuanto por la falta de conciencia de la gente.

La guerrilla sí trae los cambios: los que hicieron de un país como Cuba, mucho más rico que España o Italia en los años cincuenta, a ser aún más pobre que Haití. Lo primero es evitar esos cambios, sobre todo impedir que ganen elecciones quienes pretenden llevarlos a cabo.

Gracias por sus comentarios.


At <$Comentarios$>, la colombia inclaudicable (lci)

Que negociazo el que tiene montado la IDC (“Izquierda democrática Colombiana”), que chupasangres tan bien encaramados, sin trabajar y ganan lo que quieran. Hay que ver esa porquería que hacen llamar “justicia” que es lo más inoperante y ridículo que puede haber. Si algo le falta a este país para ser una democracia es arrebatarle a los miserabilistas la rama judicial para que algún día haya justicia.

Es insostenible que un pequeña mafia infinitamente rica, que con solo posar de dispensadores de la limosna social, se sigan engullendo buena parte del presupuesto nacional, despojando a los que si trabajan vía impuestos.

Invito a la desobediencia civil a no pagar impuestos con los que se hartan hasta el cogote estos clubes de la infamia


At <$Comentarios$>, ERAGON

Y Ud don Jaime todavía no sabe en que país se tienen que destinar 700.000 millones de dolares para pagar la estafada que le zamparon al sector bancarrotario? Y ud no sabe en que país a cada ciudadano le toca pagar 3.000 dolaritos para pagarle la cagadita a esos hijueputivos tan celebres y avispados? Dad loas a ese capitalismo depredador y expoliador.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

LCI: los impuestos no son voluntarios, quien no los paga tiene multa y si no hubiera modo de cobrar pues nadie pagaría. No tiene sentido plantear el ahorrarse los impuestos como "desobediencia civil", es como entrar a robar a las casas de los ricos y llamarlo "reparto de la riqueza".

Lo que se necesita, según mi humilde opinión, es un activismo más resuelto de mucha más gente para contrarrestar la presión de esa facción.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Ud lo dice don atra, un sistema bancario fuerte más no chupasangre como el sistema bancario colombiano. Ahora que Ud lo menciona sobre la responsabilidad social empresarial, aqui en Colombia andamos en andrajos. Solo nos intersa las utilidades y no la calidad de vida de clientes y trabajadores, se ven muy pocas excepciones de empresas que de verdad sus duaños y accionistas piensen en aquellos que les estan ayudando a hacer fortuna.Solo en sus mentes hay el signo de l avaricia $$$$$$$$, no importa si para obtener fortuna tengo que amazarla con sangre de pobre. Y no me salga conque yo pienso lo mismo con mi trapichito donde los trabajadores se ponen 180.000 pesos semanales con comida y dormida.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Ahhh se me olvidaba y no tengo trabajadores sino celadores y guardaespaldas pues hace mes y medio los asaltantes fueron capturados por ellos mismos y entregados a las autoridades.Un asaltante de esos sino intervengo lo linchan a palazos. De eso sirven tenerlos bien.


At <$Comentarios$>, la colombia inclaudicable (lci)

Veo que no pasó mi intento de posar de Lady Godiva. Pero que hay un abismo de injusticia, entre el hecho de pagar impuestos y el de enriquecerse a costa de ellos sin trabajar, lo hay.


At <$Comentarios$>, Horacio

Respecto a los balseritos, pues es lógico entre dos males se escoje el menos pior, como reza el adagio popular. asi de sencillo.


17 Comments:



At <$Comentarios$>, Gaviota

Estamos parcialmente de acuerdo. Por mi parte, yo sí he sentido el impacto del paro judicial, pero eso es otra historia. Lo que me interesa resaltar aquí es que el problema principal es que en el país se viven unas paradojas interesantes. Se invierten muchos millones en estudiar el fenómeno del desplazamiento, pero no se invierte dinero en brindarle oportunidad a los desplazados.

Se habla de proyectos de inversión importantes, que siempre son los que terminan en conciliaciones y arbitrajes, donde el Estado pierde y hay que pagar mucho dinero a los particulares de buen corazón. Eso lo pagamos todos.

Lo Congresistas hablan del irrespeto del gobierno al pueblo colombiano, y salen inmediatamente acaban su intervención en el Congreso, a parquear indebidamente en el Parque de la 93 mientras reciben un verdadero festín.

Las universidades tienen importantes proyectos de función social, pero siempre los que lo lideran son los hijos, primos, hermanos o "favoritos" de alguien con poder, los mismos que le niegan la entrada a una persona a esa universidad por tener tonalidad semi-oscura.

Estamos varados porque "el discurso" es un mecanismo para incumplirlo frontalmente y darle qué hacer a los varados amigos de los poderosos.

Me gustó mucho el ingreso. Felicitaciones.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Y que es peor Jaime esos o los banqueros chupasangre de este país del sagrado? Cuanto fueron sus ganancias basadas en la expropiación de casas de pobres? Desviadito sino.


At <$Comentarios$>, Anónimo

Cuando la guerrilla estaba fuerte nadie se atrevía contradecir a los empleados públicos cuando de pedir prebendas se trataba. Estamos frente a un escenario totalmente diferente con unas guerrillas fuertemente debilitadas y un pueblo que rodea a su Presidente para las que sea. Pero todo esto es parte de un plan bien orquestado y detrás esta el brazo político de las FARC: PDA. A la izquierda que le toca el trabajo político se ha estado moviendo para organizar paros en lugares que consideran estratégicos como son la industria del carbón de la caña del trasporte entre otras y para reforzar la estrategia las Centrales obreras pidieron un aumento del 12% para el año 2009. Todos saben que pedir un aumento de sueldo del 12% es un imposible de cumplir por ese motivo no se pidió dicho aumento exorbitante para que se cumpliera sino para tener una excusa que los lleve a un paro nacional y apoyar los otros paros que están en marcha. Es hora que alguien saque los trapitos al sol y llame al PDA a juicio.


At <$Comentarios$>, Anónimo

Muy buena la nota. en muchos sectores los que tienen trabajos bien remunerados son por clientelismo, lagartismo, pago de favores y no por capacidad y amor al pais. por eso estamos como estamos. Hay que limpiar esos males todos los Colombianos unidos si queremos un mejor pais y lograr una mejor integracion con el resto de latinoamerica.
Ni la violencia o la guerrilla hacen los cambios los hacemos todos los cuidadanos unidos, por el bien de un pais y no de un sector.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Aumento del 12% del salario mínimo un imposible? Pero sí, no es imposible que las ratas del congreso y los magiscagados de las altas cortes se ganen cerca de 18 millones de pesos mensuales y se jubilen a los 50 años. Es que todo lo del pobre es robado. Que injusticia de país. El gobierno debe destinar ese presupuesto que tenía para elevarle el salario ya tan alto de los empleados de la justicia, para elevar el salario mínimo de los trabajadores mas desfavorecidos y eliminar de una vez por todas esas cooperativas de trabajo expropiado, porque asi es que lo hacen le expropian el trabajo a esa gente y luego les pagan a huevo como a los cortadores de caña.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Gaviota: bueno, yo tengo cierta obsesión con el lenguaje, por ejemplo con las personas del verbo. De modo que cuando se dice "se invierte" siempre queda la duda: ¿quién invierte? Cuando lo hace el Estado es seguro que se trata siempre del interés de algún político. Pero eso no es porque los políticos sean demonios, puede que todo el mundo hiciera lo mismo si estuviera en esa situación, sino que se acepta la idea de que el Estado va a resolver algo. Y por ahí no se llega muy lejos. Más que invertir de una forma o de otra en brindar oportunidades a los desplazados habría que dejar de quitar recursos a la gente para que los gaste el Estado. Las oportunidades de los desplazados serían mucho mayores si la tasa de desempleo fuera menor, y la tasa de desempleo sería mucho menor si no hubiera impuestos altísimos al trabajo. Es un ejemplo típico de la forma en que la burocracia despoja a la sociedad, pero lo mismo se puede decir de los impuestos a las empresas, que deberían ser bajísimos (en lo referido a los beneficios, no a los dividendos: en Colombia lo que genera impuestos es trabajar, de modo que un congresista o un magistrado se ganan casi veinte millones de pesos y todavía tienen cinco millones exentos de impuestos, aunque por el resto también pagan poco, mientras que una empresa que obtiene muchos menos beneficios paga más y al final le traslada esos costes a los consumidores.

Y así: yo creo que el mayor proyecto de inversión social es el trabajo: la creación de empresas y la expansión de las que existen, el aumento de productividad que se traduce en precios más baratos para los bienes, la contratación laboral, que permite a la gente dominar una actividad y aspirar a un mejor ingreso. Es decir, todo lo que va a hacer el trabajador ambicioso y nunca el filántropo que no tiene nada que perder y no gana nada por hacer las cosas bien.

Gracias por sus comentarios.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Eragón, en este mundo hay países que hacen lo que usted dice y países que favorecen las ganancias de los bancos. ¿Todavía no sabe de cuáles huye la gente hacia los otros, aunque sea navegando en neumáticos de carros?


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Anónimo 8:49. La verdad es que en un país menos corrompido y atrasado lo de llevar al juicio al PDA sería posible. Por ejemplo en España se ha ilegalizado a Batasuna y sus líderes han ido a la cárcel por participar en manifestaciones y demás. Pero eso no se conseguirá por mucho tiempo en Colombia, de modo que el juego está en un nivel mucho más elemental: en el de hacer entender a la gente que si 12 de cada cien personas no tienen trabajo, con un 12 % de aumento del mínimo serían muchísimas más. Eso ya es dificilísimo, el país es eragónico, a muchísimos les parecerá que los banqueros tienen demasiado dinero y que todo se resuelve quitándoselo.

Pero la única política del gobierno no puede ser responder al "huelguismo" de los totalitarios chavistas: son muchas las medidas que se podrían haber tomado para favorecer la contratación, que se podrían tomar ahora, como eliminar la parafiscalidad, reducir los trámites, etc. Incluso compensar el aumento del mínimo para las ampliaciones de plantilla con recursos públicos.

La campaña de sabotajes de los criminales no es ilusa ni torpe: en últimas, la gente que no encuentra trabajo se sentirá con razón excluida y podrá hasta simpatizar con los que les prometen el paraíso y pretenden convencerlos de que basta con decretar derechos para disfrutar de ellos. Todo eso sería más difícil con tasas de desempleo más bajas.


At <$Comentarios$>, Atrabilioso

ERAGÓN:
Fíjese lo necesario que es un sistema bancario fuerte: en Venezuela, Chávez está buscando nacionalizar, mediante indemnización o compra, los bancos de ese país.

En su comentario, usted está mezclando dos cosas: los salarios oficiales, es decir pagados por el Estado, y los salarios que deben pagar los empresarios. ¿Si en su finca tiene tres empleados y por ley les suben el sueldo un 12%, usted reduce sus ganancias un 12% o incrementa esa cifra al precio de su producto?

La gente no tiene empresas para ser beneficencias: tienen ánimo de lucro y si el Estado los regula hasta acabar con la rentabilidad del negocio, cierran las empresas y se genera desempleo, baja de impuestos, reducción de inversión en todos los órdenes y un Estado enorme, paquidérmico y corrupto.

Un abrazo.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

Anónimo 9:33. En su idea se mezclan varias cosas, y es importante deslindarlas. Lo correcto es que la gente muy productiva gane mucho, y para eso hay que concentrarse en trabajar más y mejor. Eso es posible, como todo el mundo sabe, pero no es en rigor un programa político. Puede ser una tarea individual.

En política debería haber un partido que claramente propusiera eso: reducir el gasto público, sobre todo el que se va en informes y favores, de modo que las oportunidades estuvieran abiertas para los que quieren trabajar. Eso llevaría a un "círculo virtuoso", en el que el crecimiento económico de tres o más puntos por encima del de población permitiera integrar cada vez más gente en la clase media y a la vez formar cada vez más gente productiva. Pero de momento está lejísimos la creación de ese partido y no tanto por culpa de los políticos cuanto por la falta de conciencia de la gente.

La guerrilla sí trae los cambios: los que hicieron de un país como Cuba, mucho más rico que España o Italia en los años cincuenta, a ser aún más pobre que Haití. Lo primero es evitar esos cambios, sobre todo impedir que ganen elecciones quienes pretenden llevarlos a cabo.

Gracias por sus comentarios.


At <$Comentarios$>, la colombia inclaudicable (lci)

Que negociazo el que tiene montado la IDC (“Izquierda democrática Colombiana”), que chupasangres tan bien encaramados, sin trabajar y ganan lo que quieran. Hay que ver esa porquería que hacen llamar “justicia” que es lo más inoperante y ridículo que puede haber. Si algo le falta a este país para ser una democracia es arrebatarle a los miserabilistas la rama judicial para que algún día haya justicia.

Es insostenible que un pequeña mafia infinitamente rica, que con solo posar de dispensadores de la limosna social, se sigan engullendo buena parte del presupuesto nacional, despojando a los que si trabajan vía impuestos.

Invito a la desobediencia civil a no pagar impuestos con los que se hartan hasta el cogote estos clubes de la infamia


At <$Comentarios$>, ERAGON

Y Ud don Jaime todavía no sabe en que país se tienen que destinar 700.000 millones de dolares para pagar la estafada que le zamparon al sector bancarrotario? Y ud no sabe en que país a cada ciudadano le toca pagar 3.000 dolaritos para pagarle la cagadita a esos hijueputivos tan celebres y avispados? Dad loas a ese capitalismo depredador y expoliador.


At <$Comentarios$>, jaime ruiz

LCI: los impuestos no son voluntarios, quien no los paga tiene multa y si no hubiera modo de cobrar pues nadie pagaría. No tiene sentido plantear el ahorrarse los impuestos como "desobediencia civil", es como entrar a robar a las casas de los ricos y llamarlo "reparto de la riqueza".

Lo que se necesita, según mi humilde opinión, es un activismo más resuelto de mucha más gente para contrarrestar la presión de esa facción.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Ud lo dice don atra, un sistema bancario fuerte más no chupasangre como el sistema bancario colombiano. Ahora que Ud lo menciona sobre la responsabilidad social empresarial, aqui en Colombia andamos en andrajos. Solo nos intersa las utilidades y no la calidad de vida de clientes y trabajadores, se ven muy pocas excepciones de empresas que de verdad sus duaños y accionistas piensen en aquellos que les estan ayudando a hacer fortuna.Solo en sus mentes hay el signo de l avaricia $$$$$$$$, no importa si para obtener fortuna tengo que amazarla con sangre de pobre. Y no me salga conque yo pienso lo mismo con mi trapichito donde los trabajadores se ponen 180.000 pesos semanales con comida y dormida.


At <$Comentarios$>, ERAGON

Ahhh se me olvidaba y no tengo trabajadores sino celadores y guardaespaldas pues hace mes y medio los asaltantes fueron capturados por ellos mismos y entregados a las autoridades.Un asaltante de esos sino intervengo lo linchan a palazos. De eso sirven tenerlos bien.


At <$Comentarios$>, la colombia inclaudicable (lci)

Veo que no pasó mi intento de posar de Lady Godiva. Pero que hay un abismo de injusticia, entre el hecho de pagar impuestos y el de enriquecerse a costa de ellos sin trabajar, lo hay.


At <$Comentarios$>, Horacio

Respecto a los balseritos, pues es lógico entre dos males se escoje el menos pior, como reza el adagio popular. asi de sencillo.