viernes, 9 de marzo de 2007

Una oportundiad

Por: Miguel Yances Peña. Columnista de El Universal de Cartagena.
myances@msn.com

La Sociedad Club Náutico Cartagena Ltda., ha presentado ante la Capitanía de Puerto, y esta mediante edicto a la comunidad, una solicitud con la documentación legal y reglamentaria completa para renovar la concesión y adelantar un proyecto de reforma y ampliación de sus instalaciones portuarias sobre las orillas de la Bahía de Cartagena, en el barrio de Manga.

El proyecto consiste en la construcción de “…un nivel con placa en concreto, en las que se adecuará un Bar central, un restaurante, una cocina, un salón de eventos, una bodega, áreas administrativas, área de servicios y labores, zona de entretenimiento, un área social, una subestación eléctrica y un área de baños, para un total de 702.47 metros cuadrados de construcción” sobre el espacio de uso publico que es propiedad de la nación.

“Además una plataforma en concreto reforzado sobre pilotes hincados de 6 metros de ancho por 45 metros de largo, en la cual se colocarán dos escaleras que permitan el acceso a la terraza mirador para un área de 270 metros cuadrados. Se construirá un bohío de dos plantas y área total de 28.27 metros cuadrados.”

Igualmente se ampliarán los muelles en dos ramales, uno de 50 metros lineales y otro en dos secciones de 50, para una total de 100 metros, y se solicita un área de espejo de agua marítima de 10 mil metros cuadrados, para maniobras de las embarcaciones.

Para empezar, eso dicho así no es de fácil entendimiento para el ciudadano del común (la socialización de este tipo de proyectos debería disponer al menos de una maqueta), pero se alcanza a percibir que el impacto será grande.

El Club Náutico está incrustado sobre el paseo peatonal de la avenida Miramar, en el barrio de Manga (caso insólito pero entendible porque aquel existía antes que este) y frente a una zona típicamente residencial.

Si la concesión ha de renovarse, y creo que debe hacerse porque es uno de los atractivos de la bahía y de la ciudad, debe aprovechase la coyuntura para exigirle a la concesionaria, a) una mejora en lo estético y funcional de sus instalaciones, pero no construir de mas de un nivel; b) reubicarse mas adentro en la bahía, de manera que se pueda crear una zona verde entre el paseo peatonal y la entrada; c) adecuar una zona amplia de parqueaderos, y d) garantizar mayor privacidad en sus actividades festivas, o prohibirlas del todo.

Por tratarse de espacio de uso publico entregado en concesión para lucro particular, debe exigírseles una contraprestación social a la comunidad en la cual está insertada, que podría materializarse en el apadrinamiento junto con la Marina del Club de Pesca, el muelle turístico, y el propio Club, del paseo Peatonal; el Parque y la cancha deportiva frente al Fuerte de Pastelillo, y el Parque de Manga frente a Carulla. Una veeduría de los habitantes del sector garantizaría que su aspecto y cuidado, asemejen lo logrado por la Sociedad Portuaria. Igual podría hacer Electrocosta, con los jardines del puente Román, y las orillas del la Laguna de San Lázaro.

A los particulares no puede exigírseles la visión de conjunto que si deben tener las entidades e instituciones del estado, pero mirando el conjunto de la Bahía en el sector de Manga, saltan a la vista dos hechos: el primero, que en lugar de ampliar el Club Náutico (aunque si debe exigírsele cambios de fondo y contraprestaciones sociales) se debería dar uso de marina al muelle turístico, al final de la avenida Miramar. Las tres marinas, crearían una sana competencia entre ellas y distribuiría mejor las áreas disponibles.

El segundo, que las actuales instalaciones de la Sociedad Portuaria, deberían convertirse en muelle y zona turística, y trasladar las operaciones de carga a la Zona Industrial de Mamonal, donde abaratarían costos al estar más cerca de las vías de conexión con la industria y el resto del país.

1 comentarios:

S.I.Atrabilioso dijo...

3 Comments:



At <$Comentarios$>, Simpliciano

ATRABILIOSO & MIGUEL YANCES:

A nombre de 2 hermosas y suculentas makarelas , o pez serrucho, que decidieron entregar sus acuaticas vidas para pasar a mi sarten, debo pedir que se construyan en Cartagena varios muelles de pesca para recreacion de turistas y nativos, creando un verdadero ambiente marino a nustra hermosa ciudad heroica, estos muelles y su mantenimiento deberian ser la contraprestacion del elegante y exclusivo Club Nautico por el uso de propiedades publicas, facilidades de baños publicos y agua para limpiar la pesca, es urgente desligar a nuetra ciudad de etiquetas y alcurnias y darle un ambiente tropical,playero y descomplicado,obligar ademas a quienes usen de propiedades del Estado a ofrecer servicios a la comunidad turistica,baños publicos mantenidos por quienes se lucran de esas propiedades, mas util ofrecer esos servicios que pagar ridiculos impuestos que muchas veces van a parar a los bolsillos de algun avivato o gamonal corrupto.

Hacer de Cartagena un foco turistico tanto internacional como domestico,pero con la cooperacion de todos, ofrecer incentivos tributarios a cadenas de restaurantes de precios populares,ofrecer paquetes turisticos de precio economico para personas de los pueblos del interior,aprovechando lo que se denomina "temporada baja" una verdadera oficina de turismo,agil y efectiva,podrian estar conectadas con las "umata" de cada municipio.

Cartagena tiene que despertar de su sueño,la industria sin humo mueve millones, y los atractivos de Cartagena son extraordinarios,falta crear conciencia .....y mover el trasero.

Simpliciano


At <$Comentarios$>, ERAGON

Por alla en otro lado se le quedaron unas mojarras y unos anzuelos.


At <$Comentarios$>, ultraninja

el unico que puede comprar es Doctor Gaviria y don Petro con toda esa plata que tienen y sus supermillonarias pensiones, ademas de las comisiones Elenicas que reciben.